La Banca ante el FROB.


  • Add Comments
  • Print
  • Add to Favorites

        Uno de los objetivos estratégicos fundamentales de la Banca en España, a largo plazo, es demostrar a los Mercados que son una opción de intermediación financiera mucho mejor que las Cajas al tiempo que cada uno consigue la mejor posición posible de su Marca y de su Grupo, según sea el caso. Desde esta perspectiva estratégica no deja de extrañar el bajo perfil que en relación al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, con alguna excepción, ha tenido la banca sobre este fondo bancario que “todo” el mundo entiende es para las Cajas: allí “pusimos” un ex-supervisor de las cajas,  al que pagamos su sueldo desde finales de Junio y que, se supone, remediará con nuestro dinero lo que no previno en su momento.

Si consideramos que el monto total de dicho fondo equivale a algo más de la capitalización del Santander o de dos BBVA, que dicho fondo son ayudas (han leído bien, a-yu-das), que su destino afecta directamente el régimen de competencia financiero español y que, incluso compite en cuanto a fuentes de financiación con la Banca en un entorno complicado para tal fin, ¿Dónde está el truco? ¿De verdad a la Banca le da igual lo que hagan con el FORB y lo que se está poniendo en marcha?

Cuando preguntas esto a personas del sector te puedes encontrar todo tipo de posibles respuestas, desde un “ni idea”, a un “¿yo te ayudo tú me ayudas? (de otra forma)”, a “si el enemigo se equivoca no le distraigas”, o “total: le reducen la capacidad a mis competidores y además los dejaran zombi”, o incluso “oye, que yo no voté estos tíos”. Pienso que es un tema que va mucho más allá de los electores y sus políticos, que a la banca no le debe ser indiferente este asunto y que no le puede dar igual que a los ciudadanos le quieran poner lo que en realidad parece un FRAC (Fondo de Re-estructuración para los Amigos de las Cajas). Y lo digo por lo siguiente:

a)       El Régimen de Competencia y el Factor Humano: Si no quieres un sparring no te dediques al boxeo. España tiene claramente ventajas comparativas en el sector financiero y estas le vienen básicamente de su capacidad para generar buenos economistas y excelentes gestores financieros en general, según nuestra rivalidad competitiva interior. Cuando esto ha fallado ha sido por la intromisión política de nuestro peculiar sistema de gobierno, cuyos gestores lo han hecho claramente antieconómico y que ahora, con este frac, se va directo a dañar una de nuestras pocas ventajas competitivas globales: la competitividad de nuestra banca. Lo que toca es exactamente lo contrario: erradicar las fuentes de prácticas ajenas al oficio y, si se interviene desde el Poder en las Cajas, es porque éste ha impedido al Mercado, con una legislación sui generis y su mangoneo, purgar a quienes realizan esas prácticas indeseables.

b)       El Régimen de Competencia y El Futuro Previsible: ya sea por los posibles escenarios de precios o de crecimiento, lo que está claro es que viene un período largo con dificultades para aumentar el PIB nominal y, por tanto, la capacidad de soportar la deuda que tiene nuestra economía. Los condicionantes económicos en que se tendrá que dar nuestro cambio de modelo productivo hace imperativo contar con un sector financiero competitivo, imaginativo y dinámico, que haga llevaderas esas condiciones y que permita una adecuada reasignación de recursos. Todo esto sin entrar en otros aspectos como que no habrá fondos estructurales, ni otra oportunidad como la del Euro y, en su momento la UE, en que tenemos la aparición de nuevos competidores económicos globales que vendrán con sus bancos también globales o, por la incertidumbre sobre la aparición de otro Ciclo Largo de la Economía. Es en ese entorno, dentro del Patrón Euro, en el que necesitamos una banca en forma, capaz de atenuar nuestro particular des-apalancamiento y el cambio en su composición crediticia mejorando nuestra competitividad para esa nueva realidad.

c)       El Régimen de Competencia y la Solvencia del Sistema: si la Banca piensa que su solvencia es independiente de la del Reino de España o de su Sistema Financiero en particular, se equivoca, ese es su último aval. Puede que en una recesión “normal”, en otros momentos del devenir de nuestra economía, eso fuera cierto, pero en la situación en que nos encontramos no lo es de ninguna de las maneras. Acabamos de salir de situaciones en que estuvo a punto de caerse el Sistema Financiero Global y en un país que, además, tuvo una de las mayores burbujas inmobiliarias del Planeta y de la Historia; ante esa realidad: ¿creen ustedes que a un Sistema con un balance tan dañado se le puede mejorar su solvencia cuando un grupo relevante de sus entidades, cuyo balance y particular modelo de negocio es un verdadero activo tóxico, y que van camino de convertirse en Zombis, estarán pululando por dicho Sistema entorpeciendo cualquier salida? No creo que en ese Régimen de Competencia sea posible la Destrucción Creativa; al contrario, me temo que ocurrirá todo lo opuesto a lo que necesitamos todos.

Dejando ya de lado una buena labor de lobbying  bancario, los 100.000 millones de este primer FROB (todo es empezar) son unos 2.222,23 € per cápita, sin contar los intereses; si Usted es cabeza de familia multiplique por cuatro, de media. Dada la escasa productividad de este FRAC, recomiendo al lector que vea sus cuentas bancarias y lo reste, porque saldrán de ahí en los próximos años como ya salen otras cosas. Nos intentaran convencer que más caro sería no hacerlo, como si no hubiera una alternativa mejor. Mi opción es  Nacionalizar las Cajas inviables a valor neto patrimonial, reestructurarlas, hacer dos bancos buenos (los “malos” para los socialdemócratas de pacotilla) y, llegado el momento, privatizar los dos “BBVA” que salgan de arreglar este destrozo político, recuperando el máximo invertido y manteniendo nuestra ventaja competitiva global.

Con este FROB simplemente le damos dinero a malos gestores y degradamos nuestro sistema financiero, y que luego les quiten lo bailout. Algo parecido piensa Manuel Pizarro, la persona ideal para resolver este asunto; que esté en “paro” es todo un síntoma de nuestros problemas.

Luis Riestra Delgado

26/11/2009

One Comment to “La Banca ante el FROB.”

  1. […] por su alto riesgo sistémico, que la banca no se les da bien, pero tampoco dejan sitio a la banca minorista española, que podría haber sido de las mejores del mundo si el Banco de España…, o a la mayorista anglo-norteamericana, un  tema que, sumado a lo anterior, hará que las […]

Leave a Reply