La Monarquía Hispánica como solución a la crisis institucional actual.

La Monarquía Hispánica como solución a la crisis institucional actual.

  • Add Comments
  • Print
  • Add to Favorites

   La presente crisis institucional española debe inscribirse en un cambio de Ciclo Generacional tal y como lo describimos cuando trabajamos la Economía Generacional Española: 1.930-2.030, que pueden ver en ese enlace; en él encontrarán la que, creo entender, es la primera aplicación de la Teoría Generacional de Howe y Strauss en España. En ella se ve que España se encuentra en una encrucijada secular que afectará su devenir histórico de los próximos cien años, abriéndose una nueva Era o Ciclo (Saeculum) Generacional; los ciclos anteriores los vimos en el artículo Las Eras de Hispania.

   Del estudio de las Eras anteriores se desprende que el error recurrente ha sido no encontrar un Orden Político que se convirtiera en un Nuevo Orden de las Eras, de forma que ese nuevo orden permita el cambio de Eras sin grandes traumas y perjuicios para los españoles. Pues bien, ahora tenemos la oportunidad histórica y secular de resolver esa tarea pendiente y la solución, una vez más, como en anteriores ocasiones, es la Monarquía Hispánica, conclusión a la que llego desde los trabajos referidos en los enlaces y cuya escenificación podría ser, si tenemos suerte o nos ponemos a ello con seriedad, prudencia y lealtad, la que describí en el artículo España, diciembre de 2.014, un cambio que se resume en el siguiente diagrama.

 

El riesgo de la Confusión Mediática.

   No voy a repetir lo dicho en los artículos de los enlaces referidos y que son imprescindibles para entender porque llego a la conclusión del título, sino que pienso que es más útil al lector leerlos en el orden que aparecen y que así se forme su propia opinión. Lo que sí creo debo hacer es algunas aclaraciones respecto a nuestra Monarquía y que, lamentablemente, no están en el substrato de nuestro debate político, a saber:

–   Lo más llamativo de la crisis actual de la Casa Real es la confusión extendida por los medios, en su ignorancia (no creo que por malicia), entre Monarquía, Casa Real, Dinastía, Familia Real y Jefe de la Casa Real o Monarca. Pensar que la Monarquía tiene algo que ver con la prensa rosa cuando ésta se centra en lo que podríamos llamar “realeza”, esa minoría patética de personajes sin oficio ni beneficio, es una intoxicación cultural más de las muchas que padecemos.

–    La Monarquía Hispánica es una Institución que pertenece a los españoles, no a una familia, ni una dinastía, ni a un rey, ni a la Casa Real, y esta última no es más que el ente burocrático que permite al Monarca ejercer su función, una Casa que pudo ser Imperial (lo fue brevemente) pero España nunca fue, aunque pudo serlo, una federación o una confederación, que es lo que en las monarquías genera imperios.

–   Lo españoles nunca hemos tenido ningún problema con la Monarquía, de hecho la vemos como nuestra forma de estado natural, lo que no soportamos es que no se organice de forma eficaz a nuestras necesidades de progreso, que su titular permita leyes injustas (la Sharia), no defienda los intereses nacionales (Reconquista, Independencia) y nuestras libertades (23F) y costumbres, ni tampoco las castas, su corrupción, o lo peajes, los privilegios individuales o regionales y las hidalguías ridículas, por hacer un repaso rápido.

–   Mención aparte merece el tema de la Igualdad. Precisamente por serlo (vieja tradición aragonesa) los españoles hacemos una sola excepción: la monárquica, pero para que pueda hacer su trabajo en nuestro beneficio; cualquier idiota que se hace una analogía conveniente (típico de la “realeza” de la prensa rosa) queda simplemente como lo que es, y va bien identificarlos.

–   En toda nuestra larga historia, la Monarquía Hispánica ha sido una institución deseada y anhelada por los españoles como solución a sus problemas según los tiempos. Solo en momentos de crisis grave, en que se han extremado y jaleado torticeramente los sentimientos para manipular al pueblo, o directamente se ha acudido al fraude político, negando el voto a las mujeres, ha sido cuando ha habido algo de república pero no la confundan con la Democracia (resumiendo: Representatividad y División de Poderes) porque no lo era.

–   El caso español no es distinto del de otros países europeos, donde las repúblicas también se han impuesto de forma trágica o poco limpias.

–   En España nunca ha habido un extendido sentimiento republicano en sus casi 2.000 años de historia. Lo que sí hay es deseo de Democracia, algo totalmente compatible con nuestra monarquía y de ninguna manera implícito en una república (ni en una monarquía). Nuestro problema no es que la Forma de Estado sea la Monarquía, nuestro problema es que la Forma de Gobierno no es la Democracia.

Monarquía Hispánica y republicanos.

   Nunca ha habido conflicto entre la primera y los segundos, la única vez que se ha perseguido a los españoles por su idea de la forma de estado, con graves multas de hasta 10.000 pesetas de entonces (equivalentes a tres viviendas de 110 m2 en provincias), fue durante la república antidemocrática del siglo XX que terminó en la última (de momento) guerra civil.

   Por otro lado, la monarquía siempre estará presionada por la alternativa republicana, mientras que la república, si exceptuamos el caso holandés de vuelta a la monarquía, no tiene alternativa de control más que la dictadura.

   Si nos pudiéramos inventar un país y un momento histórico apropiado, todos seríamos republicanos, pero evidentemente no es el caso. Del primer elemento me limitaré a dejarles un enlace de una campaña que parece de la Junta de Castilla y León, que creo mal enfocada pero muy ilustrativa y algo ayuda a entender lo que está en juego cuando erramos en nuestras decisiones políticas, dónde hemos estado y de qué nivel cultural vienen algunos “pensadores” y agitadores alucinados. Pero vayamos al segundo elemento.

Monarquía, Momento Histórico y Crisis Institucional.

–   Vivimos en un momento de cambio de Era Generacional.

–   Nuestro país atraviesa una evolución natural: Dictadura > Oligarquía > Democracia. Hoy se trata de pasar de la Oligarquía de Partidos a la Democracia.

–   El heredero a la Corona es el mejor hombre de Estado de España, estando en una posición ideal para ejercer de poder constituyente impulsando el cambio sin poner en peligro nuestra paz y estabilidad política o la recuperación económica.

–   La Monarquía Hispánica es una Institución con un único y enorme peso y respeto internacional y, si se atiende a la realidad, es y será mejor que ninguna otra institución alternativa y es la más adecuada representación exterior de los españoles y de sus intereses.

–   Nuestra monarquía es el principal elemento troncal de nuestra identidad española así como del origen de los países que comparten nuestra lengua común.

–   El futuro económico de los medios de vida de los españoles está en la expansión económica internacional y en ello nuestra monarquía es un activo y un motor excepcional.

–   Es un elemento ideal, vía representatividad y separación de poderes, para enterrar definitivamente nuestra actual Era Mesiánica.

–   Por último, es el instrumento ideal para que la Democracia no degenere hacia el Populismo y lleve al enfrentamiento violento y a la Dictadura que tantos sufrimientos trajeron en el pasado.

Palabras finales.

 España debe enterrar su Era mesiánica de forma contundente. Lamentablemente, la generación en el Poder ha dejado en la política a un sinnúmero de delincuentes que no solo nos roban nuestro dinero, no digamos los aliados con el terrorismo, sino que han construido una serie de mentiras políticas desde las cuales estarán dispuestos a usar cualquier medio para sabotear el cambio necesario. Con eso ha de contarse, sin duda, pero, por el bien de todos, se les ha de vencer políticamente. El futuro está abierto, tomemos el mejor camino.

© Luis Riestra Delgado. 14/04/2.013, fecha de primera publicación.

* Enlace al estudio de Kunikova y Ackerman (Universidad de Yale) sobre la relación directa entre el sistema electoral proporcional y la corrupción, que además se agrava si el sistema es republicano presidencialista y aumenta el tamaño de los distritos.

3 Comments to “La Monarquía Hispánica como solución a la crisis institucional actual.”

  1. […] Related posts:La Monarquía Hispánica como solución a la crisis institucional actual. […]

  2. […] Related posts:La Monarquía Hispánica como solución a la crisis institucional actual. […]

  3. […] debería tener una República con forma de gobierno democrática parecida a la de Estados Unidos (en Monarquías es más complicado pero posible y deseable), pero es que entonces robar sería más difícil y sus dirigentes son vagos hasta para eso, así […]

Leave a Reply