Ben Bernanke y el Dilema Monetario Europeo.


  • Add Comments
  • Print
  • Add to Favorites

       Ben Shalom Bernanke, miembro del Partido Republicano, presidente del Banco Central estadounidense, la FED, llegó al cargo precedido por un fama poco corriente: por un lado como reconocido especialista en la Gran Depresión, por otra, su imagen de banquero central que lanzaría dólares desde un helicóptero, algo que por cierto dijo antes de llegar a la FED pero citando a Friedman.  Desde su nombramiento por GW Bush y su posterior confirmación por BH Obama, portavoces de la Ciencia Lúgubre (A-Z, AZ2 o I.W.) le han hecho un duro marcaje por, según ellos, llevarnos a la hiperinflación; como siempre en estos casos, se ha terminado cuestionado el Sistema Monetario.

       Los últimos datos económicos de la gestión de Bernanke y Obama son, de momento, bastante buenos para venir de una Depresión Económica: el PIB nominal crece a ritmo del 6,1% anual (el real a 5,6%), y, para entender porqué Bernanke y la FED intentan maximizar el empleo, la estabilidad de precios y tener tipos de interés estables a largo, sería conveniente ver, aunque sea muy resumidamente, de donde viene el actual Sistema Monetario. Es por la experiencia que se tiene del pasado, de de donde se viene, que ambos, Bernanke y la FED, actúan de esa forma.

       Inicialmente, los bancos solo recibían ahorros en depósito y daban préstamos en metales preciosos (oro, plata, etc) pero, gracias al ingenio humano, pronto se vio más conveniente utilizar papel que transportar dichos metales; de esa forma se emitían notas bancarias (o billetes), algo que se viene haciendo desde que prácticamente existe la escritura, incluso internacionalmente, como en el caso de los templarios en la edad media. Con el tiempo ingenio humano llevó a cierta estandarización, anonimato y normalización, llegándose finalmente a recibir depósitos de esos billetes, otorgar créditos sobre dichos depósitos, algo que, a su vez trajo la emisión de dinero bancario: al otorgar un crédito se crea una cuenta de depósito que a su vez es sujeta, en parte, de ser prestada.

       El sistema referido anteriormente alcanzó su apogeo en Estados Unidos durante el siglo XIX y, prácticamente, es ese país, junto con Gran Bretaña, los únicos del mundo en desarrollo que conservan desde entonces memoria estable de dicho proceso bancario. Entonces en Estados Unidos no había Banco Central y la preferencia por la liquidez, que se presenta durante las recesiones, desencadenaba procesos financieros acelerados de destrucción de dinero bancario, creándose crisis de liquidez y pánicos bancarios, algo que caracterizó la banca en el XIX. De aquella época se aprendieron muchas cosas, como la necesidad de regulación y supervisión, la lucha contra la delincuencia de cuello blanco, la mejora de la gestión, y una larga lista de asuntos. Lo que me gustaría resaltar es que  los banqueros de aquella época asumían esos problemas como responsabilidad de todos, llegando incluso a crear las Clearinghouse.  La última vez que vi algo parecido fue cuando el presidente del Banco del Caribe apoyó al Banco Unión ante los Medios, hace casi veinte años, por un riesgo de pánico, y posteriormente vi como los blindados de Transvalcar llevaban fondos de la Central del primero al segundo. Eran otros tiempos.

       La FED es el resultado de una imposición de las manos fuertes de la Banca y el Gobierno estadounidense en un intento de poner orden en sus Sistemas Bancario y Monetario, algo que en realidad finalmente consiguió a la luz de la experiencia de la Gran Depresión. Es desde toda esa tradición que uno de los economistas preferidos de Bernanke, Gary Gorton, primero para la Reserva Federal de Atlanta y luego para la Universidad de Yale, nos cuenta los riesgos sistémicos por los que atraviesa la economía mundial. Cuando Gorton nos alerta de que, tras la Crisis Subprime, más que un pánico de depósitos (mercado minorista) lo que hubo fue un pánico en el mercado de repos (m. mayorista) por la preferencia por la liquidez de la recesión; estos repos deben su nombre a la expresión re-purchase (re-compra) y son unos instrumentos emitidos garantizados por activos del banco (no subprime) que se venden y recompran con descuentos. Antes que Gorton, el amigo Henry Lieu ya nos advertía en 2005 del peligro de estos repos, con lo que al problema de solvencia se une la amenaza de repetidas crisis agudas de liquidez.

       Si han encontrado alguna similitud entre emitir una nota bancaria sobre un depósito en oro y titulizar un crédito triple A con garantía de re-compra, un repo, van por buen camino, de hecho la FED incluía los repos en su definición de dinero M3. Es pues la capacidad de la banca de afectar la Oferta Monetaria uno de los mayores retos de los Bancos Centrales, y atender eso, en una crisis mayor, que Bernanke cuenta, además de con la FED, en la rama ejecutiva con el apoyo del mismo Obama, así como con los proteges de Rubin (Summers y Geithner), el causante de dejar el Sistema Financiero Americano casi tan inapropiadamente regulado y supervisado como a principios de la Gran Depresión. Igualmente, El Congreso Americano ha intervenido a fin de reformar el Marco Legal que sea necesario. Su labor han de realizarla considerando siempre que la estabilidad del Sistema descansa sobre la solvencia económica de las Instituciones Financieras y del Gobierno.

       Las Instituciones Financieras europeas y americanas, aún siendo animales con espiritus muy diferentes, afrontan las mismas Leyes Económicas y, tanto ellas como el resto de los ciudadanos del Euro, afrontamos esta crisis con un Sistema de Bancos Centrales descoordinado, que ha llegado tarde a las citas más importantes (reducción de tipos y quantitative easing) y cuyas aportaciones a las reformas e intervenciones necesarias brillan por su ausencia. En un artículo anterior ya señalamos el riesgo de que la “política” monetaria del BCE, junto con la de nuestro gobierno, pudiera terminar afectando la solvencia general de la economía española; esto ocurre en un Banco Central que podría actuar de una forma descentralizada mejor que la FEB. Pero, y ese es nuestro dilema, ¿es el BCE un problema añadido a la Crisis actual?

© Luis Riestra Delgado 06-04-2010

Publicado el 16/4/2.010. Es realmente impresionante como recientemente se ha estdo copiando este trabajo sin la correspondiente atribución intelectual y usurpando descaradamente los más elementales derechos de autor.

7 Comments to “Ben Bernanke y el Dilema Monetario Europeo.”

  1. Cool work. Keep it flowing… 🙂

  2. Rickie Pineo dice:

    I like this site so much, saved to favorites.

  3. Marco Cova dice:

    I enjoy your writing style truly enjoying this site.

    • Sharon dice:

      Another factor was crdeit card debt people refinanced their homes to pay off their crdeit cards, then found themselves stuck with house payments AND crdeit card bills they couldn’t pay.But don’t forget the war. The Romans had to tax their citizens to raise funds to go to war.If Bush had had to raise taxes to pay for the war, the public would have been against the war, so he just borrowed from the international bankers to make people think it was a free war.The collapse is the cost.

  4. Anónimo dice:

    Wow! This can be one particular of the most beneficial blogs We have ever arrive across on this subject. Basically Wonderful. I am also an expert in this topic so I can understand your effort.

    • Edgar . dice:

      Ron Paul is at least partially cocrert. We can’t return to the bubble economy and the geometric expansion of credit largely based on thin air. The American people owe far more than they are able to pay even in a normal economy. That has to stop.However, there is no way we are going to be able to work any harder than we already are (particularly since our jobs are overseas), nor can we live within our means while we face enormous debt repayments, and certainly savings are not going to increase sufficiently to re-capitalize the markets any time soon. Something has to be done, and I don’t hear any new ideas from Ron Paul.

  5. […] las “cosucas” que hace Draghi (ver enlace) y que también echamos en falta al menos en 2.010 (ver enlace) ¿Síndrome de Casandra? La única ventaja de que hoy se hagan las cosas tan mal es que la […]

Leave a Reply