¿Inflación, qué inflación?

¿Inflación, qué inflación?

  • Add Comments
  • Print
  • Add to Favorites

Este artículo muestra los efectos perversos sobre los precios de la Política Económica del Gobierno de Zapatero y sus compañeros “progres” millonarios y con poca vergüenza ciudadana. También muestra el primer episodio de Deflación registrado y del que se tienen datos a día de hoy en la historia de España.

¿Inflación, qué inflación?

             Hay respuestas que no se pueden dar en público y que solo admiten ser dichas desde cierta distancia, porque lo normal es que no te dejen explicarte ni aclarar realmente qué es lo que ocurre. El tema de la inflación española es uno de ellos. Otra cosa es que como consecuencia de la inflación en la zona Euro (léase Alemania) Trichet suba los tipos de interés y como estamos muy endeudados pensemos que no nos convenga, pero la realidad es que nuestro problema hoy no es la inflación. Veamos porqué.

            Existen dos tipos de inflación, la inflación de demanda y la inflación de costes.

Inflación de Demanda: suele originarse en la primera mitad del ciclo largo, que en el actual fue entre 1.950-1.982 aproximadamente (ver enlace para el caso americano), hace un máximo y a partir de ahí la tasa de inflación se va reduciendo hasta hacerse negativa; durante unos años la Demanda avasalla a la Oferta y si esto va acompañado de un crecimiento excesivo de la Oferta Monetaria se pueden producir niveles de inflación bastante altos; claramente no es nuestro caso, como vimos recientemente (ver enlace), ni por presión de la demanda ni por razones monetarias. Aunque parezca paradójico, esa primera parte del Ciclo Largo suele ser la mejor para las familias, ya que los niveles de paro suelen ser bajos y las virtudes económicas no son cuestionadas por amateurs. ¿Se pueden vivir episodios de inflación de demanda en la segunda parte del Ciclo Largo? Sí, eso fue lo ocurrió durante la burbuja de crédito que nos trajo la burbuja inmobiliaria. En la actualidad, los BRICs experimentan inflación de demanda.

Inflación de Costes: ocurre como consecuencia del aumento de costes en la cadena de valor de la economía. Equivale a una pérdida de productividad y por lo tanto del bienestar general, de eso no hay escapatoria a menos que se sea más productivo; además tiene el riesgo de que se traslade a la oferta de trabajo, vía IPC, con una demanda de salarios más altos. ¿Puede coincidir con la Inflación de Demanda? Sí, de hecho ocurrió a finales de los 70s y primeros 80s, y puntualmente entre los años 2.005-2.008 con el aumento de los precios de las materias primas y la burbuja de crédito; en principio no debería ser duradero durante la fase final del ciclo largo, que es en la que nos encontramos, pero ocurre que esta vez tendrá que ser así pues las materias primas duras se agotan, con lo que habrán de cambiar los precios relativos a fin de que el Mercado resuelva los problemas de escasez. En un futuro Alemania podría vivirla por su desequilibrio demográfico.

Vale, ¿pero tenemos inflación o no? No, no tenemos inflación, ni de costes ni de demanda, al menos de momento. Entiendo que los partidarios de que la inflación es un fenómeno monetario estén preocupados por la política monetaria laxa de los bancos centrales (enlace última presentación de la FED), pero dejaran de turbarse en cuanto se enteren de que una cosa es la cantidad de dinero y otra distinta la Oferta Monetaria. Se les pasará leyendo. Podrían empezar por este artículo: Política Económica en la España del Euro en 2.010.

 

 

  En el gráfico anterior se puede ver que la tendencia de crecimiento de los precios que traíamos se ha truncado; así, a partir de mediados del 2.008, cuando la conciencia de la seriedad de la Crisis ya se había trasladado a los mercados de bienes, el Índice Armonizado de la cesta de la compra fue 112,3 y en enero de 2.011 fue de 113,54, esto es una inflación del 1.1% = [(113.54/112.3)-1] en 30 meses. Si hacen el cálculo sin los nuevos impuestos de nuestro querido “gobierno”, el resultado es -0.4% = [(111,33/111,79)-1]. Utilizando los índices de inflación armonizados a la Unión Europea no hay inflación. Si usamos nuestro IPC (Base 2.005) de toda la vida, el resultado para esos 31 meses es parecido: 1,83%= [(111,84/109,97)-1] Todo parece indicar que vivimos (óvalo anaranjado del gráfico anterior) un patrón deflacionario como los que pueden ver en este enlace sobre episodios deflaciones, tal vez con alguna corrección por la evolución de las commodities duras.

¿Y porque no me suena a mí esa tasa de inflación? Seguramente sea porque le han dado datos de tasa de inflación anual; cuando el Sr. Campa da ese dato suele hacerlo de forma que no crean que hay deflación, aunque durante 2.010 estuvimos casi todo el año con tasa interanual negativa. Lo que están haciendo desde el gobierno es cambiando precios regulados e impuestos, pensando que recaudarán más  jugando con la espiral precios-salarios, en la esperanza de que las expectativas de deflación no aparezcan entre los ciudadanos; en realidad, lo que están consiguiendo es crear paro y produciendo, por esa vía, una recaudación neta menor sin conseguir evitar la deflación, como así lo demuestra la tendencia de precios a finales de 2.010. Esta situación y la pésima gestión que el Gobernador del Banco de España está haciendo en materia bancaria, demuestra que este gobierno no tiene ni idea de la complejidad del problema que enfrenta y cree que, dejando pasar y haciendo trampillas, va a resolver un problema que solo está al alcance de gestores competentes. En descargo de Campa, que a diferencia de Ordoñez si es economista, hay que decir que parece que ha conseguido que la Política Económica vuelva al Ministerio y ya no esté tan afectada por la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, pero de ahí a dar un tratamiento correcto a la Deflación media un abismo, para eso tendría que haber hecho los deberes antes y no es el caso. En el siguiente gráfico pueden ver la evolución de la tasa anual de inflación:

 

 

Una cosa es la inflación en la economía y otra muy distinta el deterioro en la calidad de vida que causa el gobierno, sea por impuestos o por malas políticas; eso no es inflación, es mala gestión pública y voracidad fiscal, la de ahora y la cosecha de atrás. Y hay más evidencias de eso en cuanto se entra al detalle de los datos, si no vean:

 

 

Salta a la vista que “bebidas alcohólicas y tabaco” son un problema; bueno, en realidad son un problema para la ministra de economía, cuya moral personal difiere radicalmente de los hábitos de los españoles y de esas costumbres que nos han dado una de las esperanza de vida más alta del mundo. ¿Recuerdan cuando la ministra Salgado, entonces de Sanidad, declaró la guerra al sector del vino? No digo que el vicio cancerígeno del tabaco sea bueno, ¿pero y si los adictos se pasan al contrabando, o a marcas de peor calidad por una política impositiva incorrecta? Algo parecido puede decirse de las bebidas alcohólicas, pero matizando que ciertos consumos son hasta saludables si la calidad acompaña y es asequible. Que se hayan cebado tanto con este rubro, subiéndolo un 40% en dos años y medio, solo se entiende como un intento de redimirse de la larga lista de errores en otras áreas. Quién sabe, a lo peor si yo veraneara en Niza y hubiera vivido a costa del contribuyente casi toda mi vida lo vería de otra forma, pero lo dudo.

 La Educación o Enseñanza (¿mala y cara?) también va por encima del IPC, como lo hace el Transporte que está afectado por el precio del petróleo, claro, pero también por la subida de impuestos del 2.009 y 2.010. La carestía de la Medicina la aceptamos, que remedio, pues aquí el envejecimiento de la población produce inflación de demanda, pero en el resto de componentes es evidente que el sector público se apropia de las mejoras que aporta el sector privado al consumidor, a menos que incluyamos la labor de este gobierno como actividad propia del sector de entretenimiento y el ocio. Que no se ponga ninguna medalla el gobierno, porque si la tasa de inflación es baja se debe a la acción del sector privado y a una recesión que hacen interminable.

 ¿Y la “Vivienda”, esa línea roja que destaca por sobre la “Enseñanza” en el gráfico anterior? Ah, eso hay que verlo en detalle, porque ahí la casta política se retrata y, literalmente, no nos dejan vivir; pero antes permítanme hacerles una aclaración: donde el INE dice vivienda significa “uso de la vivienda”, y sus componentes se desglosan como sigue:

 

 

La razón por la que el coste del uso de la vivienda ha crecido 12 puntos más que el IPC desde enero del 2.008 ha sido por las llamadas “public utilities”, que son esos monopolios naturales que prestan los servicios desglosados en la gráfica anterior. De siempre este tipo de empresas han sido objeto de chantaje político y zona de reptiles, pero también de bienestar ciudadano cuando ha habido buena gestión y se persigue la corrupción allí, que me temo no es nuestro caso. La línea roja se la atribuimos 100% a nuestro presidente, que dice que es rojiverde y se ha propuesto ponernos a todos coloraos asfixiándonos con su tarifa eléctrica, incrementándola un 40% en tres años; este rubro acompañó al IPC hasta que el presidente, que al parecer encuentra socialista jugar al baloncesto con un magnate del eólico, decidió favorecer ese sector de forma desmedida. Hemos de pensar, además, que las public utilities suelen ser intensivas en el uso de electricidad, con lo que, indirectamente, nuestro presidente ha encarecido casi todos los componentes del coste del uso de la vivienda. ¿Cosas del basket?  

La inflación no es un problema cuando es producto de la naturaleza expansiva de una Sociedad y se mantiene en niveles razonables, esto es, entre un 2-3%, y así lo demostramos aquí al hablar de inflación y deuda (ver enlace); por cierto, cuando les digan algo parecido y no nos citen, no se fíen, lo más seguro es que no sepan de lo que hablan. Pero una cosa es la inflación, buena o mala, y otra cosa muy distinta es lo que se está haciendo en nuestro país, donde lo que hay realmente es una nefasta gestión pública, que exigirá el copago, y una desquiciada voracidad fiscal desde al menos 2005.

© Luis Riestra Delgado y publicado en Marzo 2011.

Related posts:

  1. ¿Hasta cuando la recesión? O La Depresión de los Brotes Verdes.
  2. La Banca ante el FROB.
  3. Spanish Financial Bubble

4 Comments to “¿Inflación, qué inflación?”

  1. celine dice:

    I would like to thnkx for the efforts you have put in writing this web site. I’m hoping the same high-grade site post from you in the future also. In fact your creative writing skills has encouraged me to get my own web site going now. Really blogging is spreading its wings and growing rapidly. Your write up is a great example.

  2. .jesboston dice:

    keep up the good work!

  3. [...] piénselo dos veces porque ya padecimos el primer aviso durante más de un semestre de 2.009 (más detalles en este enlace) y si hay algo que nos puede llevar a la ruina literalmente, junto con nuestra demografía suicida, [...]

  4. modesta. dice:

    Gran redacción . Gracias y saludos.

Leave a Reply